Requisitos para ciudades sede

Requisitos de liLETRAd para las ciudades que quieran ser SEDES

La “Asociación liLETRAd INTERNACIONAL”, explica en este documento cuáles son los requisitos mínimos sobre los cuales los potenciales ciudades sedes deben empezar a elaborar su candidatura.

1- liLETRAd entiende que para garantizar el éxito definitivo del congreso internacional es imprescindible contar con el respaldo de un gobierno o universidad o institución. Asimismo, es vital el apoyo de diferentes ministerios, departamentos o de facultades.

2- En segundo lugar, surge como clave que la ciudad candidata esté en condiciones de ofrecer un lugar por lo menos para las conferencias que goce de buena acústica, iluminación como así también de medios audiovisuales apropiados para la tranquilidad de cada conferencista.

3- Toda ciudad con aspiraciones de convertirse en anfitrión debe tener una economía ordenada, con la cual liLETRAd se asegura que el congreso internacional se desarrollará con todos los detalles que corresponden.

4- Se debe garantizar el atractivo turístico. Aunque el objetivo esencial de un congreso es académico también es importante la cultura, la idiosincrasia, las tradiciones. Un destino sin turismo no es un buen lugar para la reunión. Se deberá garantizar el transporte local. Para un congreso internacional como este, se requiere de un sistema de transporte efectivo y de buena calidad para que los congresistas sean movilizados.

5- Cada una de las ciudades aspirantes a convertirse en parte del congreso internacional deben tener una infraestructura hotelera de alta calidad para los intelectuales de todo el mundo. Para las ciudades que se presenten como candidatas, liLETRAd establece como prioridad “asegurar el número suficiente de habitaciones y a un “precio más que razonable”.

6- Para liLETRAd no es menor el detalle de contar con por lo menos uno de sus miembros en la supervisión y organización del congreso internacional en la ciudad sede, para que este mantenga el espíritu y el fin que persigue liLETRAd con estos congresos, recibiendo el aporte organizativo de quien el lo considere conveniente.
Asimismo, se pone buena atención en el vínculo que tenga el gobierno, universidad o casa alta de estudios con el miembro de liLETRAd.

7- Otro de los aspectos que resulta fundamental es el de la atención médica para los intelectuales que vengan de otros lugares del mundo a la ciudad anfitriona. Para la asociación Liletrad es fundamental la atención médica que se disponga en caso de emergencia y, especialmente, las cercanías con la sala de conferencia y hoteles que fueran seleccionados como bases para los turistas.

8- La elaboración de un presupuesto debe ser claro y las estimaciones lo más precisas posibles. Como gesto noble se tratara de cubrir gastos de las autoridades de liLETRAd. Las inscripciones solo estarán a cargo de la presidenta del Congreso, a una cuenta a convenir o a la persona que delegue para las finanzas del Congreso, con el fin de mantener a la Asociación liLETRAd INTERNACIONAL como tal.

9- Se pide prioridad al tema de la seguridad para los expositores y todos los participantes del Congreso. Resulta fundamental, además, que la ciudad elegida respete que los mail de inscripción para la recepción de ponencias como así la publicidad, sea manejada por un miembro de Liletrad y que este semanalmente le informe los avances al gobierno o universidad o institución sede.

10- Será indispensable que la ciudad sede sea accesible. Todas las personas podrán acceder a todos los servicios, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas, físicas o de otras posibles limitaciones funcionales.

11- El documento establece una mayor serie de requisitos, pero en términos generales podría establecerse que hay otros dos que son ineludibles: el respaldo de las empresas privadas o públicas como patrocinio, y la participación de público permanente con especial agrado por docentes o personas vinculadas a la actividad cultural. Para ello el gobierno, universidad o institución deberá esmerarse por la motivación y publicidad del congreso internacional para que el auditorio de la conferencias este colmado de público permanentemente, para un mayor estímulo de los diferentes disertantes del mundo.